La piel de los pies también debe cuidarse; aprende a hacerlo correctamente

por Amo Ser Mujer

Es usual que los pies se dejen en el olvido cuando del cuidado de la piel se trata, porque es una zona que no tenemos tan expuesta. Sin embargo, resulta importante hacerlo en todas las épocas del año, pero especialmente en verano porque sin duda, tiene más exposición.

Es por esto que existen cremas especiales para esta zona del cuerpo, así como también tratamientos para las uñas de manera que se eviten hongos u otras afecciones comunes en los pies.


Los pies representan el primer contacto de nuestro organismo con el ambiente, además de soportar el peso de nuestro cuerpo, nos permite caminar, bailar y movernos en la vida. De este modo, el cuidado de los pies, principalmente de su piel, es fundamental en cualquier época del año, pero particularmente en verano ya que las temperaturas pueden provocar el desarrollo de hongos o bacterias, y la zona puede presentar callosidades en diferentes áreas debido al roce de los zapatos y la humedad.

La dermatóloga Claudia Moreno, explica que “en verano existe un aumento de la temperatura y según el lugar, disminuye la humedad ambiental, lo cual genera un ambiente caluroso y seco. Muchas personas utilizan sandalias para mantener los pies más cómodos, sin embargo, esto favorece la sequedad de la piel de plantas, talones y puntas de dedos de los pies. Muchas veces se pueden originar heridas y fisuras, las cuales se pueden infectar con bacterias de nuestra piel u hongos del suelo y, por otro lado, el uso de zapatillas en este ambiente caluroso favorece la humedad de los pies, lo que potencia la infección de hongos, dermatitis y exceso de bacterias que ocasionan el mal olor”.



Asimismo, el dermatólogo Ricardo Sánchez coincide en que, si bien las infecciones en los pies pueden ocurrir todo el año, “existe un riesgo especial en verano porque muchas personas usan pies descalzos o sandalias y pisan o comparten espacios que están contaminados con los microorganismos responsables de dichas infecciones. Por ejemplo, duchas, baños públicos, piscinas”. Es por esto que los expertos enfatizan en el hecho de adaptar la rutina de cuidado de los pies en esta época de altas temperaturas.

De esta manera los expertos resaltan la recomendación de utilizar productos de limpieza suave en la ducha, secar bien la piel entre los dedos para evitar humedad, y aplicar cremas emolientes especiales para la piel de las plantas de los pies, ya que esta piel es más gruesa que el resto del cuerpo, esperar unos minutos para vestir con calcetines de algodón y zapatos. En el caso de usar sandalias tener la precaución de proteger áreas de roce para evitar heridas y ampollas por fricción, además de aplicar fotoprotector solar en la piel descubierta que estará en contacto directo a la radiación solar.

En este sentido y según explica la Doctora Moreno, “las cremas que contienen urea en una concentración de 10 o 20% facilitan la humectación de la piel, evita la sequedad y permite una piel más suave y tersa. Esto se puede aplicar una o dos veces al día, especialmente en la noche, que es el momento cuando los pies descansan y se pueden hidratar mejor”.

Mientras que, en cuanto al cuidado específico de las uñas de los pies, el Dr. Sánchez asegura que la prevención es lo principal para evitar hongos en esta época, por lo que recomienda que cada persona utilice sus propios artículos personales (no compartir calzado, elementos de aseo, esmaltes de uñas, etc) y evitar pisar (o hacerlo protegido con sandalias propias) sitios donde muchas personas se duchan o caminan con los pies desnudos.



Para evitar estos inconvenientes que podrían generarse en los pies durante esta época, Galderma, laboratorio farmacéutico líder en la categoría de dermatología, ofrece una gama de productos basados en la ciencia para el cuidado y restauración de la piel en donde se encuentran productos específicos para el cuidado de pies, como lo es  Cetaphil Pro Urea Crema Hidratante Restauradora para pies una solución de rápida absorción que contiene urea, glicerol y parafina líquida, y está diseñada para proteger la barrera natural de la piel y retener la humedad para una piel más suave y tersa.

“Cuando se usa urea para el cuidado de los pies usualmente se recomienda la de 10% para hidratar la planta y dorso de pie normal y la del 20% para eliminar durezas y callosidades de la planta”, detalla la Dra. Moreno.

Asimismo, existe un tratamiento en formato laca a base de amorolfina al 5% que mata una amplia variedad de hongos en las uñas que causan la infección en las uñas. “Una vez que la uña presenta contagio de hongos, se debe certificar el diagnóstico y se plantean tratamientos tópicos como la amorolfina 5%, orales con receta médica o incluso procedimientos como láser dermatológico por ejemplo”, finaliza el Dr. Sánchez, especialista en cuidados de la piel.

Para más información visita www.cetaphil.cl

Post Relacionados

Dejar un comentario