Directora de Fundación Rescatando Sueños recibe reconocimiento por educar en DDHH a la infancia

por Amo Ser Mujer

Como “Mujer Destacada del Biobío 2023 por su contribución a la difusión y el ejercicio de derechos humanos” fue distinguida hace unos días la Directora de Fundación Rescatando Sueños, Elizabeth Gallegos Araya, por el Ministerio Secretaría General de Gobierno, en el contexto del “Mes de la Mujer”.


El Secretario Regional de la cartera en el Biobío, Eduardo Vivanco González, indicó que el premio se entrega “porque se reconoce una labor fundamental, y especialmente en esta área de derechos humanos, a una organización que tiene historia, que tiene actividad que está viva y que además hace un trabajo de excepción rescatando un montón de historias, pero poniéndolas en un formato  muy accesible particularmente para niños y niñas”. Esto, agregó “hace que se pueda entender una serie  de procesos desde muy temprana edad y, por lo tanto, queden fijados para que no exista repetición de procesos tan tristes en nuestra historia”. Si bien hubo varias entidades y personas postuladas, el Seremi afirmó que la labor de Rescatando Sueños “es para nosotros muy importante destacarla y dentro de un proceso donde había muchas otras decidimos que era la que en esta oportunidad merecía este reconocimiento”.

La autoridad valoró también la calidad de los recursos educativos, como el kamishibai «Valentina navegando la memoria del río Biobío», referido a las violaciones a los derechos humanos cometidos en aquel territorio;  libro pop up “Huelga Larga del Carbón. 1960”, que relata la mayor lucha obrera en Chile, llamada también “Huelga de los niños”, creación que cuenta con apoyo audiovisual; y “Margarita y las geografías de su pelo”, referida a la presencia del pueblo afrodescendiente en distintos lugares de Chile, entre otras creaciones que incluyen miniseries, juegos de mesa y muñequitas.

La Directora de la Fundación, Educadora de Párvulos, Magíster en Dirección y Gestión Escolar de Calidad, con especialización en aspectos artísticos y afectivos de la educación, recibió este reconocimiento con sorpresa, emoción y la humildad que le identifica.

“Una hace las cosas desde el corazón, de la forma más profesional que sabe y después, al conversar con las otras personas, va entendiendo el impacto que tiene y que sobrepasa en la mayoría de las ocasiones el objetivo que nos planteamos como Fundación”, comentó.



Elaborar recursos pedagógicos dirigidos a la niñez y adolescencia fue la consecuencia de su propia historia y su proceso de sanación, relató en el encuentro que sostuvo con la autoridad regional. 

“Desde pequeña vi que había injusticias, porque vengo de familia de escasos recursos. Mis papás vivieron en una toma, teníamos que trabajar para poder estudiar, entonces todo fue un sacrificio. Con el tiempo me fui dando cuenta que mis derechos como niña fueron vulnerados, sin intención en este caso, y eso me significó hacer un reparación de adulta”, comentó. Fue precisamente desde aquella reparación que eligió trabajar con la infancia, “porque ningún niño o niña debería trabajar para poder ayudar en la casa”, comentó, siendo esa realidad la que le impulsó además a tomar un compromiso con la infancia, creando la Fundación para visibilizar los componentes de memoria, identidad y territorio ocultos o poco descritos en la “historia oficial”.

“Agradezco a mis padres, porque ellos me enseñaron a dignificarme como persona, independiente de la pobreza que vivíamos, así como a hacerlo con otros. Ellos me enseñaron que cada persona merece lo mejor, estudiar, vivir en un lugar limpio, ordenado”, destacó la profesional. A la vez, agradeció a las personas que han contribuido al trabajo de la Fundación y se comprometió a seguir liderando con una mirada biocéntrica, antirracista y con compromiso social, con dulzura y la coherencia que la caracteriza.

Post Relacionados

Dejar un comentario