Cómo elegir los huevitos de chocolate esta Pascua de Resurrección

por Amo Ser Mujer

Académico del Departamento de Biotecnología UTEM aconseja en qué fijarse, cantidades adecuadas y la importancia de este alimento para la salud.


La mayoría de los conejos, zanahorias y huevos que se venden en Chile durante la Semana Santa no contienen chocolate puro sino que elementos sucedáneos. El punto influye en la calidad de estos productos y en sus características alimenticias.

Con más de 80% de cacao, el chocolate sí ofrece bondades para la salud. Sin embargo, sus sucedáneos carecen de estas características. Por eso, resulta importante conocer qué se consume en esta nueva Pascua de Resurrección, festividad que goza de gran popularidad entre los niños.

Rommy Zúñiga, director del Departamento de Biotecnología de la Universidad Tecnológica Metropolitana, UTEM, entrega tres puntos clave para tener en cuenta a la hora de elegir productos de chocolate en estas fechas, desmitificando algunas creencias y aclarando otras.

Chile es el país de la OCDE con mayor obesidad y sobrepeso, alcanzando al 74% de la población adulta y al 52% de los niños.

* Por qué es importante que el chocolate sea real: “El chocolate se fabrica a partir de granos de cacao y otros ingredientes. Dependiendo de la cantidad de manteca de cacao se le asigna el porcentaje que podemos ver en algunos de sus envases. Su sucedáneo se obtiene principalmente de azúcares, saborizantes artificiales y un porcentaje mínimo de cacao, sustituyendo la manteca de cacao total o parcialmente por otras grasas vegetales (grasas hidrogenadas o no hidrogenadas). En otras palabras, son imitaciones del chocolate real, aptas para el consumo humano; sin embargo, carecen de los beneficios que puede otorgar el chocolate real a la salud. El chocolate, al estar fabricado en base a un proceso de fermentación, secado, tostado y molienda de granos de cacao, contiene muchos de los componentes activos de éste. Estos componentes bioactivos son mayormente polifenoles, como catequinas, antocianidinas y proantocianidinas, que varían dependiendo del origen de la materia prima y del proceso de fabricación. Se ha visto que los polifenoles generan beneficios cardiometabólicos al modular la presión arterial y los perfiles lipídicos. Incluso, algunos estudios clínicos han mostrado que puede mejorar el desarrollo cognitivo”.

* En qué fijarse al momento de escoger los chocolates: “Dada nuestra actual ley de etiquetado, lo ideal es elegirlos por la menor cantidad de sellos que puedan tener. Aunque la mayoría de los envases presentan los sellos de Alto en Calorías, Alto en Grasas Saturadas y Alto en Azúcares, existen algunas marcas que comercializan huevos sin azúcar. Algunas marcas venden huevos de chocolate real, pero su precio es notoriamente mayor que los huevos de sucedáneo de chocolate”.

* Cantidad de consumo adecuada para niños: “Considerando un niño de entre 5 y 10 años y el contenido de azúcar y grasa de huevos pequeños macizos, la porción no debería superar 4 huevitos al día. Lo ideal es no sobrepasar las recomendaciones de consumo de azúcar de 20 g por día.Teniendo en cuenta las bondades del cacao, elegir huevitos y conejos con un alto porcentaje de este elemento es, junto con un consumo mesurado, la mejor forma de asegurar que los niños no ingieran altas cantidades de azúcar y grasa y, de esta forma evitar que los índices de obesidad infantil de nuestro país sigan aumentando”.

Post Relacionados

Dejar un comentario