ISDIN aconseja: El cáncer de piel se puede prevenir con una fotoprotección adecuada desde la niñez

por Amo Ser Mujer

ISDIN, como laboratorio dermocosmético líder en fotoprotección, tiene una labor de doble objetivo: ayudar a concienciar a la sociedad sobre este tipo de cáncer y colaborar en su prevención, educando a la población sobre los riesgos de exponerse al sol sin una adecuada protección solar y trasladar el mensaje de la importancia de fotoprotegerse a diario y desde temprana edad.


Siempre es importante recordar que el uso correcto de fotoprotección antes de los 20 años puede reducir en el 80% el riesgo de padecer cáncer de piel. Otro mensaje importante es que el 90% de los cáncer de piel pueden curarse si se detectan a tiempo. Por ello te enseñamos qué es un Melanoma, cuáles son sus causas y factores de riesgo.

Uno de los principales efectos negativos de la exposición solar es la aparición de lesiones en la piel. Estas lesiones pueden ser precancerosas o cancerosas. Entre las cancerosas, encontramos el melanoma.

El melanoma es un tumor maligno de la piel, originado en los melanocitos (las células que dan color a la piel) y es el tipo de cáncer de piel más agresivo y peligroso. Su principal causa es la exposición excesiva e inadecuada al sol, junto a factores genéticos.

Cada año aumenta el diagnóstico de nuevos casos de melanoma, que son el doble que hace 30 años.

El primer signo de un melanoma es un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero es más habitual encontrarlos en piernas, espalda y escote.

Factores de Riesgo

Cualquier persona puede desarrollar cáncer de piel aunque no tenga un factor de riesgo, pero las probabilidades de padecerlo aumentan en personas que:

  • Tienen la piel clara
  • Han sufrido quemaduras solares en la infancia
  • Pasan muchas horas al sol (por ocio o trabajo)
  • Se exponen al sol de forma intensa en cortos períodos de tiempo (vacaciones)
  • Utilizan o han utilizado cabinas de bronceado.
  • Presentan más de 50 lunares
  • Tienen una historia familiar de cáncer de piel
  • Tienen más de 50 años
  • Han sido trasplantadas de algún órgano

¿Cómo podemos prevenir el melanoma?

Es importante examinar la piel de todo el cuerpo de manera regular, esto puede ayudarte a identificar cualquier lunar o mancha anormal,  y acudir al dermatólogo para que nos haga una exploración dermatológica.

Para detectarlas es útil seguir la técnica “ABCDE”:

  • Asimetría: el contorno de una mitad del lunar no es igual al otro.
  • Bordes: los bordes son desiguales, borrosos o irregulares.
  • Color: el color es disparejo y puede incluir tonalidades negras, cafés y canela.
  • Diámetro: hay cambios en el tamaño, generalmente se vuelven más grandes. Si tienes lunares de más de 6 mm y han sufrido algún tipo de cambio, debes consultar lo antes posible con un dermatólogo para estudiarlo.
  • Evolución: cualquier cambio en el lunar en las últimas semanas o meses.

Post Relacionados